Friday, April 15

Como salmantina, me siento indignada por la aprobación en el Consejo de Ministros celebrado hoy del Proyecto de Ley para la devolución de los documentos del Archivo General de la Guerra Civil de Salamanca a la Generalitat de Cataluña.
Esta decisión desafortunada y polémica encabezada por la ministra de cultura, Carmen Calvo, ha sido tomada una semana antes de lo previsto para no coincidir con el Día de Castilla y León (23 de abril) y evitar así sembrar la discordia y el sentimiento de humillación de Castilla y León en su día de fiesta.
No soy partidaria de la restitución porque estos documentos son patrimonio de todos los españoles, no de los catalanes y esto va a sentar un precedente para poder reclamar la devolución de cualquier documento u obra de arte que se encuentre en un museo establecido, ya que la mayoría de ellos están formados por piezas fruto de conquistas, desamortizaciones, pillajes... .Además rompe la integridad del Archivo haciendo más difícil el poder ser consultado por historiadores y gente en general.
La Junta de Castilla y León haría bien en librar una "dura batalla judicial" para evitar que el Ejecutivo se salga con la suya. De hecho, en cierta medida se sienten culpables e intentan compensar a Salamanca creando el Centro Documental de la Memoria Histórica y convertirla en un centro de referencia para el estudio de la Guerra Civil (que se sería mejor manteniendo estos documentos).
Por otra parte, el Gobierno Central sigue manteniendo un trato desigual con Castilla y León y Cataluña ya que decide la devolución de los fondos del Archivo de Salamanca pero se niega a considerar la reclamación comunera de Devolución del Patrimonio cultural castellano que se encuentra en diversas colecciones y museos de Cataluña después de ser expoliado, en la mayoría de los casos, de sus lugares de origen.

0 comentarios: