Sunday, December 31


31 de diciembre, es el momento de hacer balance del 2006 y de formular los propósitos que todos nos planteamos al comenzar un nuevo año.
Este 2006 se despide de forma inesperada, imprevista con un atentado bomba de ETA. Todos mantenemos en el córtex de nuestra memoria la imagen de los tres encapuchados con txapela anunciando el "alto el fuego permanente ( y para los que no lo recordaban la televisión se ha encargado de volver a emitirla una y otra vez). No les creí entonces y el tiempo desgraciadamente me ha dado la razón, pero lamentablemente hay dos víctimas más.
Se despide también con la ejecución del ex-dictador de Irak Sadam Hussein y también con duras imágenes. A mi juicio, otro error, lo justo hubiera sido mantenerlo en la cárcel de por vida.

Este empezó siendo el año en el que prohibieron fumar, y parecía extraño pero luego empezamos a acostumbrarnos a ver a los empleados compatibilizando frío con cigarrillos en la calle ( como bien sabemos mi querida Alejandra y yo, ella fumando bajo el paraguas y yo -fumadora pasiva- acompañándola a veces).
Pero he aprendido mucho este año. A saber:
Un "cayuco" no es lo mismo que una patera y éstos suelen venir de Senegal y llegar a las playas Canarias donde se mezclan con los turistas.
El jersey que el señor Evo Morales llevaba cuando ganó las elecciones bolivianas no era tal jersey, es una chompa y parece ser que lo luce con gran orgullo indígena. Pero a mi entender y con todo el respeto, Sr. Morales, cuando se reuna con dirigentes internacionales sería más adecuado llevar traje, ¿qué pasaría si todos los dirigentes llevaran sus trajes regionales? Parecería un desfile de carnaval. Como dirigente de su nación ya se le supone que defiende los intereses de su pueblo, no necesita ser tan evidente.
El polonio 210 es un veneno que puede matar. El ex espía ruso Alexander Litvinenko ha compartido su agonía con el mundo acusando a Vladimir Putin de envenenarle con esta sustancia por investigar el asesinato de la periodista Anna Politkovskaya.
El general Augusto Pinochet, fallecido recientemente ha dejado una carta póstuma justificando su golpe de Estado y manifestando que "por amor se pueden hacer cosas malas", quizá se refiera a matar a los que no piensan como él. Este tipo de amor debe ser como el que mata a su pareja porque "la quiere mucho". Por favor no sean tan buenos amantes.
Irak, es oficialmente el nuevo Vietnam, la mayoría ya lo sabiamos pero desde el 18 de octubre el presidente Bush también lo comparte.
Las pasarelas de moda exigen un cierto peso, - masa corporal, se llama ahora- a sus modelos para desfilar. Nos hemos enterado de cómo hallar el índice de masa corporal y de que estamos saludables si tenemos un índice entre 18 y 24 (afortunadamente tengo un índice 21).
He acabado sabiendo también que los mismos del tabaco han prohibido que los que venden hamburguesas gigantes hagan publicidad, y que unos tipos uniformados nos pueden humillar en el aeropuerto tirando nuestras pertenencias a la basura y dejando nuestra intimidad al descubierto en una bolsa de plástico transparente.
El 2006 se caracterizará también por ser el año en el que hemos tenido conciencia de la gravedad del cambio climático. Según los científicos la subida de la temperatura y el nivel del mar ya es inevitable, con lo que en el futuro habrá refugiados climáticos. La ONU calcula que en el próximo siglo 150 millones de personas tendrán que emigrar porque su ciudad se inundará.
Plutón ya no es un planeta mayor del Sistema Solar. El 22 de agosto será recordado como el día que perdimos Plutón, según el astrónomo Jay Pasachoff. Este pequeño cuerpo de roca y hielo ha dejado de ser considerado oficialmente uno de los planetas mayores del Sistema Solar.

2006 ha sido además pródigo en imágenes, de las que sólo recordaremos unas pocas. En mi memoria han quedado algunas. Aparte de la que nunca se me borrará por lo impactante que fue, Omayra, la niña peruana que quedó atrapada por el volcán Nevado del Ruiz agonizando ante la impotencia de todo el mundo. Siguen muriendo niños pero no tenemos fotos tan evidentes.
Recordaremos fotos de denuncia como las de los cayucos y la de Litvinenko, reflejando el horror como los tanques israelies avanzando hacia el Líbano, reflejando el momento más exultante del éxito con la socialista Segolène en Francia, reflejando el asombro con los "mirós" del lavabo de Juan Antonio Roca y la tristeza de sus caballos agonizando del caso Malaya en Marbella.
Deportivamente recordaremos a la Selección Española de baloncesto asombrando en Japón con un mundial prodigioso y fulminando a Grecia en la final con Pau Gasol ausente por lesión. A Fernando Alonso, de Fórmula1, reeditando su triunfo ante Schumacher. Al cabezazo de Zidane agrediendo a Materazzi.


En cuanto a mi vida personal, el 2006 ha sido un año más, sin grandes acontecimientos, un poco duro en algún momento.
Ahora que empieza un nuevo año, como es habitual, me fijo unos pequeños propósitos que pueda cumplir, las grandes decisiones seguirán aplazadas.
Este año son doce objetivos sencillos, posibles, uno para cada mes del año que formularé a golpe de campanada esta noche intentando no atragantarme con las uvas que nunca he conseguido terminar.
En enero, con eso de que está ahí a la vuelta de la esquina, y en Navidad todos somos más solidarios y antes de que se olviden las buenas intenciones he decidido no ir de rebajas y destinar el dinero de ellas a alguna organización que se dedique a combatir el hambre. Es un poco para tranquilizar mi conciencia después de los excesos y los gastos extraordinarios que hacemos en Navidad con los que podrían vivir una familia del Tercer Mundo todo el año.
En febrero, empezar a hacer un poco de ejercicio, ¿volver, quizá, a la piscina? No voy a ser capaz. Por libre no tengo fuerza de voluntad y con un monitor tiene que ser de noche y ahora que no me acompaña mi hijo tengo miedo al regresar sola.
En marzo, voy a hacer caso a Alejandra y por fin voy a decidir hacerme una revisión médica, antes de que empiece la menopausia y los problemas.
Y asi hasta diciembre, pero como son privados no voy a seguir detallándolos.
Eso sí, deseo a todo el mundo el mejor de los años, multiplicado por el infinito.

2 comentarios:

A said...

Si

isabelgg said...

Muchas gracias por visitar my blog, ya se que siempre que puedes me visitas. Espero no defraudarte.